domingo, 6 de diciembre de 2015

Nuevos niveles de procrastinación.

¡Hola, hola! ¿Me echabais de menos?
Lo sé, me he tomado un pedazo de mes, más de un mes, sabático, pero es que he tenido demasiadas cosas. El nanowrimo de noviembre, el canal de youtube, las clases de la universidad, mis estudios autodidácticos de francés... Vamos, un montón de cosas. Y como noviembre ya ha terminado, pues tengo una cosa menos.

El caso es que no he venido a hablaros acerca de mi no-subida de posts. Hoy no.

Sino de otra cosa que creo que nos puede afectar a todos los que estudiamos, en general, sin distinguir entre estudios universitarios, de institutos...
Últimamente, con ésto de que tengo demasiadas cosas que estudiar, tengo demasiadas cosas que escribir y tengo que organizarme de alguna forma, he empezado a ver post en tumblr, esa maravillosa red de imágenes bonitas y headcanons que te destrozan el alma, sobre apuntes. Gente que sube a tumblr sus rutinas de estudios.

Suben como organizan sus mesas, sus apuntes, los post-its, los bolígrafos... Y lo cierto es que paso tanto tiempo viendo como otros organizan sus propios estudios, que me dedico a procrastinar.
Porque encima es que no termino de aprender formas para organizar mis propios estudios, porque no se me da bien esas cosas.

Pero las imágenes generan un efecto calmante y aunque no hagas nada en toda la tarde, o mejor dicho, en todo el día, no te sientes mal, porque estás viendo a otra gente trabajar, y ves sus apuntes y piensas "yo soy como esa gente". O mejor dicho, debería ser como esa gente.

Lo peor es cuando te sumas a la campaña de subir tus propios apuntes, tus propias mesas, tus propios métodos de estudios, que entonces tardas más tiempo en preparar las cosas para que quede una foto que se pueda subir y que quede bien.

Y sí. A eso me estoy dedicando para hacerme sentir bien con mis obligaciones para con la universidad y para con los estudios, porque si quiero pasar unas navidades más tranquilamente, y sin tantas preocupaciones, debo empezar a trabajar desde ya... O algo así.

viernes, 2 de octubre de 2015

En filosofía hay pocas mujeres

Esto es un hecho. Aunque es mucho más representativo cuando empiezas un cuatrimestre y te encuentras con que todos tus docentes son profesores, no hay ninguna profesora.

Lo cual me parece bastante... ¿fuerte? Posiblemente no sea el mejor adjetivo, pero a falta de uno que ahora se me venga a la cabeza lo dejaré así. Es bastante curioso, y sólo hace que tenga más ganas de entrar a formar parte de la comunidad docente universitaria para demostrar que las mujeres también podemos hacer filosofía.

Porque esa es otra. Pocos son los profesores que te hablan acerca de la aportación femenina a la filosofía, y hay filósofas y se puede hacer algo más que un seminario sobre "filosofía feminista", porque no todas las mujeres se dedicaron a hablar sobre feminismo.

Si se piensa bien, pocas mujeres docentes en la carrera de filosofía solo puede reflejar pocas mujeres como estudiantes de filosofía, sin embargo, en mi clase hay bastantes mujeres, y conozco a más chicas estudiantes de filosofía que a más chicos, por lo que sólo me cabe pensar que las mujeres o es ahora cuando se dedicen a entrar en la carrera de filosofía, o muchas se han perdido por el camino. (Y con perder no quiero decir que les haya pasado cosas malas, quizás que encontraron trabajo fuera del ámbito de la docencia).

Aún así, me gustaría saber vuestra opinión acerca de las mujeres dentro de la comunidad universitaria, porque siempre me parece bastante interesante saber de vuestras experiencias en vuestras propias carreras, quizás podamos llegar a una conclusión acerca de qué ocurre en la universidad que poco parece, a simple vista, a traer a las mujeres.

jueves, 1 de octubre de 2015

Fall in love en 45 minutos

Que bonito es ver gente bonita en el tren y pensar cosas sobre sus vidas teniendo solo como referencia una primera visión.

Esa gente que tienen sus vidas, y por 45 minutos tomas una porción de estas para recrear un universo alterno. Tomas un mero viaje en tren, algo coincidente en ambos universos, y piensas en algo que seguramente nada tiene que ver con la realidad que se vive.

Piensas, meditas en hablarle, quizás porque lea algo que tú conoces, o porvla chapa que lleva en su mochila. Tenéis más en común que con el resto de viajeros. Piensas en qué puede estudiar. Dónde puede trabajar. Que hace con su vida cuando abandona ese tren para volver a la vida real.

Para volver a su verdadero universo, mientras tú también vuelves al tuyo.

Son solo 45 minutos. Pero te parecen una vida. Una vida que no es tuya.

miércoles, 30 de septiembre de 2015

Proponerse metas complicadas

Como seguramente muchos sabréis, para graduarte en la universidad y que te den tu título universitario, necesitas tener un B2 en algún idioma.

Yo, estudiando inglés desde los 5 años, aunque no tengo ningún certificado porque pasaba de esas cosas, podría retomar el inglés y sacarme el B2.

¿Qué ocurre? Que estudio filosofía y en un futuro me gustaría irme a Francia a estudiar a Descartes, y sino es a estudiar a Descartes, a vivir durante una temporada, trabajando allí y esas cosas, y para ello tengo que tener un buen nivel de Francés, como es lógico, entonces me he propuesto sacarme el B2 de francés, y para ello me he propuesto como meta entrar en la escuela de idiomas en el B1 directamente, y si ya me lo monto de puta madre, entrar directamente el año que viene al B2.

Para ello, voy a tener que estudiar este curso tres niveles de francés, compaginándolo con los estudios y no dejando atrás ni el movimiento estudiantil ni el canal de youtube, ni, por supuesto, este blog.

Me relaja escribir por aquí, aunque nadie me lea, me siento a gusto, y es por eso que prefiero escribir todo los días, ya sabéis lo que se dice, ejercicio de escritura diaria.

Así que sí, estoy mal de la cabeza y me dedico a hacer estas cosas, quizás porque tengo ya pensadas otras cosas de cara al futuro como es el Trabajo de Fin de Grado, por lo que me puedo dedicar a centrarme en otras cosas.

Además, si puedo, quiero quitarme en tercero de carrera eso del B2 para centrarme en cuarto en el Trabajo de Fin de Grado, ya que me parace más importante.

A tope con todo.

martes, 29 de septiembre de 2015

Nervios antes de ir a clase

 Mientras tú estás leyendo ésto, mientras yo estoy en clase. ¡No es maravillosa la magia del internet y la magia de poder preparar entradas que se van a leer a otras horas! Si tenéis clases por la tarde, os mando muchos ánimos.

El caso es que vamos a lo que os quería contar hoy.

Esto de tener insomnio a causa de los nervios no me hace bien.

Llevo dos días durmiendo superpoco, dando vueltas en la cama por horas y cuando por fin podía quedarme dormida, me levantaba en medio del sueño, y me despertaba temprano, para lo tarde que me había quedado sobada.

Y no sé porque me extraña. Es algo que me pasa siempre, durante años, la noche antes de volver a clase soy incapaz de dormir bien. Pero años.

Creía que con los años iba a poder superar ésto, pero padeciendo insomnio desde siempre, es lógico que estas pequeñas cosas me afecten demasiado al sueño. Porque luego a la mañana siguiente me levanto como siempre.

No sé, me gustaría saber si a vosotros también os pasa ésto y de qué modo lográis dormir, si es que hacéis algo, como tomar manzanilla, tila, etc...


lunes, 28 de septiembre de 2015

Reflexión el día antes de entrar a clase

Sino existieran las presentaciones de comienzo del curso hoy empezaría las clases. Por fortuna sí. Tengo un día más para asumir que vuelvo a las clases. Algo que estaba deseando, pero siempre se empiezan con los nervios.

Todavía no tengo copiado el horario. Sé donde tengo las clases pero porque en mi facultad filosofía está en una zona y los cursos se van rotando, están asignadas los cuatros cursos a las cuatro aulas que hay. Y el horario también es el mismo, como tengo el turno de tarde.

Así que sí, me planteo ir mañana a la aventura.

Lo que más me va a costar es toparme con profesores que ya he tenido el curso pasado y... Como es una universidad pequeña, el grado de filosofía es aún más pequeño, por lo que los profesores dan varias asignaturas.

Los comienzos del curso siempre son complicados. Esperas demasiado de lo que está por venir, incluso yo, que este es mi cuarto comienzo de curso universitario. Y esos nervios siempre son traicioneros. Te pueden ocasionar que te agobies desde el comienzo, por no saber organizarte, y acabar mal, y esa misma mala organización te puede llevar a que lo dejes todo para última hora, y acabar igual de mal.

Lo mejor de todo y pararte a pensar. Tengo pensado llevar durante este curso una especie de calendario en el que llevar al día todo. Porque si quiero hacer todo lo que tengo pensado voy a necesitar organizarme bastante.

Otra cosa productiva de estudiar en una facultad "pequeña" como es la de filosofía y letras para el grado de filosofía es que solo hay un grupo por cada curso, es decir, la misma clase con la que empiezas es con la que acabas, salvo que alguien repita o tenga que dejar los estudios porque no pueda pagarse la matrícula o esas cosas que se suelen dar.

Por lo que mañana cuando vaya a la universidad me encontraré con esos compañeros a los que en junio dije "hasta luego, feliz verano".

Con poca gente de mi facultad he hablado este verano, y aun menos gente de filosofía, que creo que ha sido sólo tres, mis tres compañeros de asociación de estudiantes con los que comparto un grupo de Whatsapp junto a otros compañeros.

Así que sí, este comienzo de curso va a ser bastante entretenido. 

domingo, 27 de septiembre de 2015

One Small Hitch (Reseña)

*Puede contener spoiler.

Últimamente estas clases de películas me gustan y me las trago de una manera que no puedo comprender el  motivo. Supongo que me está dando una vena ñoña.

One Small Hitch es una película que echaron ayer en la televisión y que me vi por... no sé, yo estaba tranquilamente en el ordenador y me empezó a interesar, y me la vi. No hay más explicación.

Intentaré no hacer muchos spoilers, pero básicamente va de una muchacha, Molly, y un muchacho, Josh. Ambos son amigos de la infancia que se encuentran en un avión y deciden hacerse pasar por prometidos para darle una alegría al padre de Josh que tiene cancer.

Y ese será el principio del fin.

Supongo que mi vena de romanticona que me sale sólo cuando escribo, y en algunos que otros libros, me salió con esta película, porque otra cosa no entiendo. Soy incapaz de comprender el qué le veo a esa clase de películas que son todos muy amigos hasta que uno se enamora de otro.

Sobretodo porque luego voy por la vida defendiendo eso de "los hombres y las mujeres pueden ser amigos".

La película en sí me gustó, y me la he apuntado para verla de nuevo con más calma y pillar todos esos detalles que me perdí por estar pendiente de otras cosas. Es graciosa, es para vértela en una tarde en la que no echan otra cosa en la televisión.

El final es bastante previsible, pero el nudo me parece lo mejor, el simple desarrollo de la historia, y los dos protagonistas me parecieron fantásticos.

Sin duda le doy una buena puntuación.


sábado, 26 de septiembre de 2015

Cosas de escritores: Vivir la vida a través de personajes

Otra de las cosas que vivimos los escritores, y en especial aquellos escritores que empiezan cuando son más jovenes, aunque ciertamente yo aun peco de ello, es vivir la vida a través de los personajes que se crean.

Esto es algo de lo que se ha hecho eco muchas series y películas de temáticas juvenil especialmente orientadas hacia el público femenino. La típica muchacha que en un cuaderno escribe una historia muy semejante a la realidad en la que ella es la protagonista bajo un alter ego y siempre logra salir airosa de todo, cosa que no siempre es así en su vida real.

No está muy lejos de aquello que hacen los escritores de verdad, puesto que, a fin de cuenta, todos tenemos una parte de cada personaje que creamos, en mayor o menos medida.

Y es algo que ayuda, tanto a nivel de progresar escribiendo, como a nivel de escritura terapeutica, para volcar todos aquellos pensamientos en un papel, de un método que, en el futuro, cuando releamos nos causara risa, o al menos eso me ha pasado a mí.

También tiene una parte negativa, y está muy ligada al título literal que lleva esta entrada. Vivir nuestra vida a través de unos personajes que son ficción puede ocasionar que, llegados cierto punto de nuestras vidas, prefiramos esa vida que ha sido creada para nuestro personaje, esa vida en la que todo lo que pasa está abocado a que acabe bien, porque para eso somos nosotros los escritores y para eso, ese personaje protagonista es nuestro personaje.

Podemos llegar incluso a despreciar la vida real, por no ser como lo que escribimos, deseando tener la habilidad de cambiar el mundo a golpe de lapiz sobre una hoja, un recurso también usado en las películas.

Llegados a ese punto nos encontramos que madurar ya no es dejar atrás los sueños, sino asumir que nuestra vida es esa que tenemos frente a nuestros ojos y que los personajes de nuestras historias, sí, son parte de nosotros, como todo lo que escribimos, de un modo u otro. Sin embargo poseen su propia vida, aunque suene raro, porque a fin de cuentas, tú se la escribes.

viernes, 25 de septiembre de 2015

Habituarte al inglés

Vivimos en una época en la que mucho del material que nos llega, nos llega en inglés. Esto quiere decir que nos estamos habituando a leer, a escuchar e incluso a escribir en otros idiomas.

Yo me he estado negando a ésto, estuve negándome durante años a ignorar cualquier cosa, cualquier libro, cualquier serie, cualquier juego que no estuviera traducido al español. Sin embargo creo que ya he paado esta etapa y sorprendentemente no me está yendo tan mal.

Últimamente leo libros en inglés, que han llegado a mi casa de manera extraña y pues... a veces me entretengo. Además, he empezado a ver vídeos en youtube de personas de habla inglesa, y para llevar muchos años renegando de este idioma, desde que terminé secundaria más o menos, porque en bachiller ya estaba regular con el inglés, lo cierto es que mi oído sigue habituado a ese idioma.

Además, también me he puesto a jugar, y... todo va bien. No sé si es porque son cosas que quiero saber lo que dicen y se hace aun más esfuerzo, o porque estoy utilizando métodos por los cuales es más fácil de entender y de poner tu conocimiento de inglés en práctica.

Pero hoy no he venido a hablaros acerca de mi vuelta al inglés. Sino, de la sociedad en la que vivimos que se habitúa con mucha facilidad a los idiomas desconocidos. Tengo la suerte, o la desgracia, de vivir en una zona de España en la que es fácil encontrarte con personas que no hablen español, por lo que ir por la calle y escuchar a extranjeros es algo que te encuentras mucho.

Y supongo que a todos los que vivan en una zona turísiticas nos suele pasar estas cosas.

Los idiomas ya no son algo para niños, y la globalización nos ayuda a hacernos más internacionales, a aprender más rápido los idiomas, aunque sólo sea para adaptarnos a las necesidades del mercado.

Algo bueno tenía que tener todo este proceso.

jueves, 24 de septiembre de 2015

Tag de las 20 canciones

Para celebrar las 6000 visitas al blog, me gustaría hacer algo... raro, y he dedicido hacer este tag. Siendo el primero que hago. Y nadie me ha nominado, pero no me importa. Yo no necesito que nadie me nomine.

La verdad es que creo que se puede conocer a las personas por aquello que escuchan, y espero que con este tag me conozcáis un poco más.

1-Canción favorita

Mi canción favorita de todos los tiempos es Here come the sun, de The Beatles. Siento que transmiten demasiadas buenas vibraciones y me encanta.

Luego, actualmente me encanta muchísimo Candy Store del musical de Heather.

2- Canción que más odias

Creo que las únicas canciones que odio son aquellas del género reguetton, aunque tengo que reconocer que en mi preadolescencia escuchaba este género...

3- Canción que te pone triste

Sin duda alguna, Last kiss, de Pearl Jam. Esta canción siempre me llega al corazón, e incluso en mis momentos más hormonads me ha hecho llorar.

4- Canción que te recuerde a alguien

Ésto es difícil, porque no suelo adjudicar canciones a nadie, pero... Más bonita que ninguna, de Rocio Durcal, me recuerda a una buena amiga.

5- Canción que te ponga feliz.

En estos momentos, La vie Boheme, del musical de Rent, y la película musical de Rent, me pone bastante feliz.

6- Canción que te recuerda a un momento específico.

Do you hear the people sing? del musical y la película-musical de los Miserables. Esta canción me ha dado demasiado recuerdos felices con tantas personas.

7- Canción cuya letra te sabes perfectamente

Yo soy la típica persona que le cambia las letras a las canciones, pero creo que una de las que mejor me sé es Estrella Polar, de Pereza. Además de que es una canción que últimamente estoy volviendo a cantar.

8- Canción que te haga bailar

Place, je passe es una canción del musical francés Mozart, l'opera rock y que siempre, pero siempre, me dan ganas de bailar cuando la escucho. Además de ser también una de mis canciones favoritas.

9- Canción que te ayuda a dormir.

Pocas veces me he quedado dormida con una canción, aunque si debo decir alguna, creo que Música en la noche, del musical del Fantasma de la Ópera en español. Cuando vivía en Madrid, era lo único que me relajaba para poder dormir.

10- Canción que te gusta en secreto.

La archiconocida Gozadera, de Gente de Zona y Marc Anthony. La verdad es que Marc Anthony es un cantante que me gusta desde que tengo uso de razón, y mi madre no comprende porqué. Así que sí, esta es una canción que me gusta.

11- Canción con la que te sientes identificado

Creo que todos en algún momento de nuestras vidas podemos sentirnos identificado con Perdido en mi habitación de Mecano.

12- Canción que te solía gustar y ahora odias.

Ya he dicho que antes me gusta el reggueton y ya no. O sea, esas canciones.

13- Canción favorita de tu disco favorito.

Creo que Nicotine, del disco Too weird to live, too rare to die!, de Panic! At the Disco. Esa canción, y ese disco... joder. Soy incapaz de saber cuántas veces lo habré escuchado. Por no hablar del videoclip. Todo. Lo tiene todo.

14- Canción que puedes tocar con algun instrumento. 

Lugia's song, Lugia's Theme, o sencillamente, la canción de Lugia. Fue la primera canción que aprendí a tocar cuando empecé con la armónica, y la sé tocar en una armónica diatónica de ocho celdas.

15- Canción que te gustaria cantar en publico.

Si supiera cantar, la verdad es que me encantaría poder cantar La Foule, de Edith Piaf. Amo demasiado a Edith Piaf. Y si supiera cantar, me encantaría hacer un pequeño homenaje.

16- Canción que te gusta para conducir.

Como no sé conducir, pues pondré qué canción me gusta para viajar. Astérique, de Florent Mothe. Aunque en realidad, todo ese disco me lo he puesto en bucle en mis viajes a la universidad, que son de una hora.

17- Canción de tu infancia.

Creo que mi infancia fue muy especial, porque mi madre se dedicó a ponerme canciones de la Movida Madrileña, así que una de mis canciones de la infancia es Yo para ser feliz quiero un camión, de Loquillo, aunque la que os pongo es la que canta con Alaska

18- Cancion que nadie espera que te guste

Hace un par de años que dejé de escuchar k-pop de manera oficial, sin embargo, no me importa escucharlo y conozco mucho k-pop, creo que por eso, la gente puede sorprenderse de que sepa de esto, como no puedo poner todo el k-pop, me quedo con Gee de Snsd, o Girls' Generation

19- Canción que quieres que suene en tu funeral.

No voy a hacer ningún comentario: Devuélveme la vida, de Bustamante.

20- Canción que quieres que suene en tu boda.

Nunca he pensado en casarme, por lo que sinceramente no tengo ninguna canción, pero quizás... Les solos sous les draps, del musical de Mozart l'opera rock

Y con esto terminamos. Soy consciente de que ha habido muchas cancines de musicales, y muy pocas canciones que se digan conocidas... Pero al menos espero que os haya servido para conocer nueva música.
No voy a nominar a nadie, porque creo que a estas alturas quien no ha hecho el tag es porque no ha querido.

¡Nos leemos!

Cuando te encuentras por la calle un Iluminati.

Y sí. Realmente el título lo dice todo.

El otro día, mientras iba con una amiga de camino a una reunión en la universidad, antes siquiera de coger el tren, nos paró un señor por la calle. El evento sucedió con normalidad, hasta que el señor nos comentó algo que nos dejó, tanto a mi amiga como a mí extrañadas. Era iluminati. Masón grado 33. Ambas cosas declaraas por esta misma persona.

Tú, cuando sales de tu casa, lo que menos te espera es que, en mitad de una calle te vaya a parar un señor que se declara iluminati, en mitad de la calle, y que nos enseña sus distintos estigmas que tiene en las piernas. Porque nos enseñó las cicatrices.

El señor empezó a contarnos acerca de los cuatro elementos, acerca de la luz, la oscuridad, y yo, que fui lectora del boom que fue el Código da Vinci de Dan Brown, allá por mi época de secundaria, lo cierto es que no pude evitar sentirme dentro de aquel libro, tomando, por un minuto, el personaje del profesor Langdon, mientras esta persona nos hacía galimatias que tenían que ver con los elementos, el alfabeto, los número y muchas cosas de ese estilo.

También nos empezó a hablar acerca de la reencarnación, de sus antiguas vidas, y de qué debiamos amar para poder reencarnarnos, aunque, yo por mi parte, no dejaba de pensar en las doctrinas platónicas, en las que en lugar de la reencarnación se nos habla de la reminiscencia, y en lugar de amar, debemos conocer, algo también muy pitagórico.

Ahora que lo estoy pensando, era raro que no metiera nada de Pitágoras.

Sin ninguna duda, esto fue una clara experiencia que tardaré en olvidar, mas que nada porque, y que se quede entre nosotros, leyó mi mano y lo cierto es que lo primero que viera fuera la "M de Muerte" no es algo muy positivo...

miércoles, 23 de septiembre de 2015

Pablugocho, ¿a que no sabías qué...? |1| Demasiadas vacaciones

La semana pasada se estrenó en el canal de youtube una nueva sección, mi propia sección de vlogs. En esta primera edición me dedico a hablar sobre la maldición de los que entramos tarde a clase. Es un vlog sencillo, pero tuve que trabajar bastante para hacerlo porque me dediqué más a escribir para este blog y en evitar morirme tirada en la cama a causa de los mareos que estaba sufriendo.

No os entretengo más y os dejo por aquí el vídeo.

¡Gracias por estar cada día por aquí!


Los vicios de última hora.

Hace un mes estaba en una estación de tren mirando a dos amigas jugando al "famoso" juego de Love Live.
Hoy me he descargado ese juego y me he pasado el día jugando.

No entiendo nada, la verdad. Porque no entiendo nada, pero ahí sigo, jugando y pasando canciones. Disfrutando de la música, porque las letras tampoco las entiendo, y todavía sigo sin saber qué se le ve de divertido, pero lo encuentro divertido.

Y he parado ahora, con la idea de que tengo que actualizar en un blog y aprovechando que mi madre se está echando la siesta para evitar que la música la moleste. Sin embargo, en cuánto se vaya volveré a ponerme a jugar hasta que se me gaste todo.

Aunque realmente es por no tener nada que hacer. Es por estar aburrida. El aburrimiento a veces tiene estas cosas y creo que no soy la primera que durante un periodo de aburrimiento, porque está a la espera de cosas nuevas, como en mi caso son las clases, encuentra entretenimiento en lo más extraño.

Suceden durante esos momentos, en los que no quieres empezar a trabajar, a hacer, algo serio, precisamente por eso, porque algo está por venir, algo está por llegar y tienes que reservarte para eso que es importante.

No sé si alguien jugará a Love Live, si es así me gustaría que me dieráis algunos consejos o algo...

PD: Sobre las ocho, como el otro día, posiblemente tengáis otra entrada.

¡Nos leemos!

martes, 22 de septiembre de 2015

Cuando la gente cree que estudiar no tiene futuro



Por suerte, o por desgracia, creo que tengo el honor de ser la primera universitaria en la familia. El resto de mis parientes o empezaron a trabajar temprano, vease mis primos mayores, o no les va bien en los estudios, o qué se yo, vease esa prima de mi misma edad en la que toda mi familia confiaba para que obrara el milagro de ser la mejor. Cosas de familia.

El caso, es que es por ese motivo por el que poca gente en mi familia confíen en que los estudios, y en especial, los estudios universitarios, vayan a servir para algo.

Ya no hablo de que crean que eso que tú estudias no tiene futuro, que en mi caso me lo dejan caer siempre que pueden con la típica pregunta de "¿y eso para qué te sirve?", cada vez que intento, emocionada, meterles en el mundo de la filosofía. Nunca con éxito.

Actualmente vivimos en una sociedad en la que los estudios han quedado a la cola, y creemos que estudiar no sirve para nada, salvo para malgastar dinero, porque sí, porque hay personas que cree que estudiar es malgastar el dinero y tirarlo.

Y repito, no es sólo por mi carrera, la cual ya consideran que es la mayor perdida del tiempo porque no tiene un uso práctico, lo cual es lógico, dado el hecho de que son personas que los estudios no les han hecho falta, porque han tenido la suerte de que han encontrado trabajo.

Mientras que yo, por mi parte, estudio porque en un futuro deseo dedicarme a eso. En mi caso, estudiando filosofía, es muy fácil decir porqué estudio, porque quiero conocer. En el caso del médico, quizás su afán de querer salvar vidas les lleve a eso. El abogado quiere hacer justicia...

Nuestras aspiraciones pasan por tener que estudiar, por atrasar nuestro período de insersión en el mundo laboral, salvo algunos casos en los que te ves obligado a trabajar para poder pagarte la carrera, o una casa, o algo así...

Y esto es algo que, hoy día, se ve mal. Se ve como una forma de generar más gastos a la educación pública. Se ve mal porque deberías empezar a trabajar en cuanto tuvieras oportunidad para ello.

Pero no. Algunos queremos alcanzar nuestros sueños profesionales.

lunes, 21 de septiembre de 2015

Señorita Selfie

La señorita Selfie suele ser adolescente, y en este relato es mujer, porque es así cómo pasó, sin embargo, obviamente existe el señorito Selfie.

La señorita Selfie aprovecha cualquier momento para sacar su teléfono, normalmente suele ser de última generación, y con cámara interna, por supuesto, para hacerse una foto. Siempre la misma cara. Siempre la misma pose. Distinto fondo. Distinta ropa.

Y todas y cada una de esas fotos va a su red social. Porque necesita mantener al día aquella plataforma, necesita que sus seguidores sepa lo que hace a cada hora.

La señorita Selfie es la típica persona que se saca una foto en París, tapando la torre Eiffel, y sin embargo la luce con orgullo entre sus amigos.

Y sin embargo, tiene esa capacidad de saber reconocer a dónde pertenecen y el porqué de todas y cada una de sus fotos.

YouTuber, la nueva orientación sexual

¡Hola a todos!

En el día de hoy os traigo dos entradas, siendo esta la primera, pero más cortas y posiblemente llenas de procrastinación. Me he visto obligada a atrasar los días de grabación para el canal de youtube, por temas de estar tirada en la cama moribunda a causa de cosas raras...

El caso es que hoy me toca un día de grabación increible, y por ello no puedo dedicarme a escribir una entrada lo suficientemente profunda que me gustaría, pero a cambio os dejo dos. La siguiente será a las ocho de la tarde, es decir, en tres horitas, más o menos.

Sin embargo, os traigo el último vídeo que subimos ayer al canal: Youtuber, la nueva orientación sexual.
El cual, está basado en hechos reales.


domingo, 20 de septiembre de 2015

La fama de los filósofos

Hoy me he tirado toda la mañana en twitter para ver cómo la gente por fin ha tomado consciencia de que la filosofía va a desaparecer del plano educativo de segundo de bachiller para ser una mera optativa. Algo que se llevaba sabiendo desde hace dos años, la gente se entera ahora, y lucha por ello ahora.

Sin embargo, no vengo a hablaros de ello, hoy me gustaría hablaros acerca de la imagen que tenemos los filósofos en la sociedad.

Muchos hoy hablan de lo importante que es la filosofía, sin embargo, a la hora de la verdad aquellos que decidimos dedicar nuestra vida a esta materia quedamos como unos meros raros y excéntricos que estamos como cabras.

Lo cierto es que a medida que pasa el tiempo, y más años dedico a esta carrera, que ya son tres, para cuatro este año, me doy cuenta de que nuestra carrera queda menospreciaba. Dices a alguien que estudias filosofía, para dedicarte a la filosofía, y no saben qué cara poner.

Y obviamente, nadie se corta al mencionarte anécdotas que sus hijos cuentan acerca de cómo son sus profesores de filosofía, en las que ponen a éstos como meros idiotas, como si el maestro fuera Tales de Mileto, y sus alumnos esa esclava Tracia que se rió de él por caerse en un pozo por andar con la vista en el cielo.

Porque lo cierto es que en días como hoy la gente se llena de orgullo queriendo defender la asignatura de filosofía de los ataque que ésta recibe por parte de las diferentes políticas del gobierno, sin embargo, estoy segura de que pocos de ellos respetan la filosofía, y para ellos somos meros idiotas que podemos hablar de cualquier cosa y no sabemos de nada.

Gente con un pensamiento muy abstracto y que no sabemos nada de cómo funciona la verdadera vida. Gente que sólo nos interesa el conocimiento.

sábado, 19 de septiembre de 2015

Lo que no se cuenta de Descartes

Cuando la gente ve a Descartes, que por norma general es en el instituto, se llevan una impresión que dista mucho de la realidad del autor francés. A la hora de hablar de Descartes, tenemos dos ideas principales que tratar sobre él, el "Cogito ergo sum", y sus demostraciones de Dios. Y, como tal, podemos tener una idea de que Descartes fue una persona muy religiosa.

Sin embargo, ¿qué tan cierto es ésto?

Yo hoy vengo a haceros un poco de historia moderna. Y os voy a hablar acerca de esa idea por la cual, Descartes no es ese religioso que todo el mundo cree.

Primeramente tenemos que situarnos en 1633, año de la famosa condena al científico Galileo Galilei por sus ideas acerca de que el Sol se encontraba en el centro de un sistema en el cual, tanto la Tierra, como el resto de los planetas, daban vueltas alrededor de éste.

Esa condena, obligó a Descartes a tener que retirar su segunda obra, y la primera que había publicado, El mundo o tratado de la luz y El hombre. En esta obra, Descartes se dedica a contarnos su propia visión de cómo era el mundo, (por aquella época, se denominaba mundo al universo, así que Descartes narraba su idea de universo). En este momento nos seguimos encontrando un Descartes más investigador que dogmático.

Sin embargo, la condena de Galileo pondrá la obra de Descartes en el punto de mira de la inquisición, algo que se mantendrá por el resto de su vida, e incluso se dice que fue ésto lo que le obligó a irse a Suecia a trabajar.

Aunque estoy precipitando un poco las cosas.

Si vemos el Discurso del Método, en el cual Descartes nos habla acerca de cómo se tendría que llevar a cabo toda investigación, nos damos cuenta que sigue siendo una persona que busca la verdad absoluta. ¿Por qué cambia entonces, y demuestra la existencia de Dios como si estuviera metida con calzador en el resto de su filosofía?

Por la inquisición.

Vamos a volver un momento, otra vez, a Galileo. Galileo fue condenado en 1633, sus obras fueron condenadas. Copérnico había puesto en duda lo mismo que Galileo casi cien años antes, en 1543, sin embargo, Copérnico no fue tan polémico, e incluso la Iglesia estuvo de acuerdo con la idea del libro del autor polaco, ya que permitía hacer calendarios más fiables.

¿Entonces qué hizo Galileo que causó tanta polémica?

Poner en duda la física del momento. Desde Aristóteles, se creía que el Primer Motor había sido el originario de todo. Con el paso del tiempo, este Primer Motor fue renombrado bajo la figura del Dios cristiano, y formaba parte de la física, del origen del movimiento. Al poner en duda que la presencia de Dios en el sistema, alteraba todo lo creído en el momento, por lo cual, Galileo fue condenado.

Es por ello que Descartes también estaba en el punto de mira. Por ello tuvo que meter a Dios dentro de su sistema, para evitar ser condenado como Galileo. Por ello, intenta darle una idea matemática, y es lo último que aparece en su idea de cómo se relaciona todo a la hora del conocimiento, cosa que al final le da incluso un aspecto empirista a su filosofía, pese a ser el padre del racionalismo.

Y estas cosas no os las cuentan normalmente.

viernes, 18 de septiembre de 2015

Dear Mariko

*Puede contener spoiler

¡Hola a todos!

Hoy os traigo otra reseña de un juego rpg. Esta vez se trata de Dear Mariko, traducido al español "Querida Mariko".

Este es un juego corto, en menos de una hora puedes terminarlo completamente, visualmente es bonito, y tiene una historia que, al menos para mí, es bastante profunda.

La historia empieza con Mariko, la cual llega a casa y se encuentra una carta de su pareja, con la cual vive, lo que desencadena toda la trama, la cual, como he mencionado antes, se resuelve bastante pronto.

Tiene ciertos tintes de horror a la hora de sacar los finales, los cuales son tres, bastantes fáciles de sacar. Y personalmente el último final, el que siempre se considera como "verdadero", es el que te deja pensando acerca de todo el juego y el que posiblemente te deje con el juego dándote vueltas a la cabeza.

Personalmente, me gustaría que en un futuro sacaran una segunda parte, aunque fuera así breve, en la que se contara un poco acerca de la pareja de la joven, y de su vida. Si sacáis todos los finales, entenderéis quizás ésto, aunque a lo mejor solo es un deseo mío.

También me gustaría conocer al tercer personaje, el cual apenas tiene una imagen definida y del cual sólo se sabe que es una mujer. (Podría contaros más, pero no quiero contaros toda la trama).

En definitiva, recomiendo este juego bastante para pasar la tarde, si tenéis un momento libre y para despejaros un poco.

La página para descargarlo la tenéis por aquí: Dear Mariko

jueves, 17 de septiembre de 2015

Primero la empresa, luego el empleado

Esta entrada será corta, o eso creo, porque la estoy escribiendo en un momento de rabia al acabar de leer algo que me ha frustrado bastante y tengo que estallar de alguna forma, y como pasa muchas veces, twitter no me es suficiente.

Acabo de leer una entrada que habla sobre la mediación en los casos de acoso sexual en las empresas, y lo cierto es al leerlo, lo único que me quedó claro es que estas cosas sólo sirven para que la imagen de la empresa no se vea dañada, pero, ¿qué pasa con la víctima?

Lo cierto es que en un momento en el que existe el acoso sexual, lo que menos te debe preocupar es una empresa, aunque claro, si eres empresario comprendo que quieras motivar una actitud más "dialogante". Sin embargo, estas cosas no deberían ser así, por lo primero que hay que mirar es por la persona que ha sido acosada, luego ya la empresa.

Sin embargo, no es raro un pensamiento así en una sociedad en la que se le da primacía a las empresas, solo hay que encender la tele y te darás cuenta de todo el poder que tienen estas entidades. Que las personas no son tan importantes, que sólo son un medio por el cual obtener el fin de alcanzar una gloria empresarial.

Las personas no importan, y por ello, en un caso de acoso sexual, en lugar de preocuparnos por las víctimas y por solventar por la vía legal lo que ha sucedido, no, nos preocuparemos primero por una empresa en la que se ha invertido, y gracias a la cual se gana, dinero, vamos a preocuparnos, por supuesto, por que la empresa no haya sufrido nada, porque su imagen no se haya visto perjudicada.

Después de todo, las personas, en una sociedad capitalista, son totalmente presindibles.

Citas de Sócrates

Dedicándome, como me dedico a la filosofía, algo que no es ningún secreto, hay veces que te topas con cosas que te hacen tirarte de los pelos.

El otro día, mirando la televisión, porque no viendo, escuché algo que me hizo alzar la cabeza e indignarme de cierta manera, y quizás vosotros podáis darme otra idea, y hacerme ver que estoy equivocada, porque errar es de humanos.

El caso es que se mencionó una frase a la que se le adjudicaba el gran honor de ser una cita de Sócrates, algo que, claramente, puede dar bastante caché, sin embargo, algo muy curioso es que este gran filósofo griego, que a mí personalmente tanto me gusta, nunca escribió nada y lo que se conoce de él es a través de otros autores como pueden ser Platón.

Sin embargo, atribuir frases que Platón pone en boca de su personaje llamado Sócrates no es lo mismo que el que sean atribuidas, de verdad, a este filósofo. Porque no existen datos de que de verdad lo dijera.

Por lo tanto, el hecho de atribuir citas a alguien que nunca dejó nada escrito, me parece como poner de boca algo que alguien nunca ha dicho.

Sin embargo, este es el periódismo que nos encontramos hoy en día, gente que da informaciones erroneas en medios audiovisuales que son de bastante prestigios. Si eso es uno de los reflejos que la ciudadanía recibe, nos podemos encontrar con personas citando a Sócrates.

miércoles, 16 de septiembre de 2015

No he cumplido mis propósitos de verano pero...

¡Hola a todos!

El otro día os puse una entrada dedicada a los propósitos que quiero realizar antes de que se acabe el año (si os interesa la tenéis por aquí ). Sin embargo, ¿qué ha pasado con los propósitos de verano? Lo cierto es que no he podido cumplirlos.

Pero sin embargo, escribir el blog es algo que no me había propuesto y que ha acaparado gran parte de mi tiempo. Y no me importa. En el expreso mi opinión, me descargo y siento que la gente lo lee, y la repercusión, pese a que es lenta, es constante. Creo que ya he contado todo ésto, pero nunca viene de más.

Solo he cumplido un par de mis propósitos, y uno de ellos era ver una película, por lo que creo que no cuenta mucho como un propósito.

Aun así, no me siento mal por no haber cumplido mis propósitos. Porque, a veces, surgen cosas que te apartan de tus propósitos y debes saber elegir. Como ahora.

Es por ello, que si no habéis cumplido vuestras metas para este verano no debéis desanimaros, siempre y cuando hayáis disfrutado de aquello que habéis hecho. Seguro que la mayoría de las veces, vuestros propósitos han sido relevados en importancia porque os han surgido cosas. Si ahora estáis felices, olvidad esos viejos propósitos, y poneros nuevos, aunque algunos se repita. No hay que alargar la fecha, sino proponerse a cumplir más.

Mariuchi y Pablugocho |Cartas a Mariuchi|

Ayer, el canal de Youtube que tengo con un buen amigo, abrió una nueva sección, Cartas a Mariuchi, en ella, Pablugocho va a contar como está llevando su vida en Brighton, por ahora, ya que lo más seguro es que se tire un año allí.

En el primero de los vídeos, cuenta un poco acerca de sus impresiones para con Gran Bretaña en general. Creo que es una buena sección para aquellos que buscan irse a vivir al extranjero, ya sea de Erasmus, o para trabajar, o cualquier cosa, en especial, si estás pensando irte a este país.

Sin más, os dejo con el vídeo. Y como se suele decir: Dadle a like y suscribiros.


martes, 15 de septiembre de 2015

España, vergüenza internacional #Rompesuelasvivo

Hoy, pese a las numerosas campañas en contra del maltrato animal, pese a los numerosos actos, y pese a las normativas existentes en el país, se ha cometido un asesinato. Y ya no sólo contra un animal inocente, sino contra la propia humanidad.

Hoy se celebraba en España, en la localidad de Tordesilla, esa festividad que tanta vergüenza ocasiona tanto a los españoles como a la comunidad internacional. Hoy se lanceaba a un toro hasta la muerte, hoy se podía escuchar en los medios de televisión que "Había llevado una buena vida", y ¿por eso se merecía morir?

Hoy los políticos no han hecho nada, pese a la presión nacional, y pese a que todos los medios internacionales no nos quitaban los ojos, ante la semejante barbarie que se vive todos los años. ¿De qué sirve las numerosas campañas contra el maltrato animal que llevan a cabo los distintos partidos si a la hora de verdad, hoy, Rompesuelas ha muerto y nadie podrá devolverlo a la vida.

Hoy un animal ha festejado el ser el ganador de perpetrar tal asesinato contra un toro. Hoy la humanidad está de luto, porque alguien que se hace llamar su congénere ha vuelto al paleolítico, dándole la muerte a un animal por el simple disfrute de otros pocos cavernícolas.

Cavernícolas que no solo han pedido la muerte del toro, sino también de los activistas que hoy han querido acercarse a la población para evitar que el ser humano baje un nuevo escalón en la evolución.

Hoy, los medios de distintos países abriran con la deshumanización que se da en España, hoy seremos la vergüenza del mundo. Hoy, mientras el mundo lucha porque el año que viene no vuelva a ver otro Rompesuelas, asesinado por el disfrute de unos cuantos que creen que la cultura debe estar relacionada con derramar sangre de inocentes, una localidad, Tordesilla, está de fiesta. Demostrando, una vez más, que el ser humano es el peor animal que existe sobre la tierra.

lunes, 14 de septiembre de 2015

Cuando pospones algo demasiado tiempo y dices "¡Se acabó!"

La procrastinación es algo innato en mí. No por algo tengo tantas entradas bajo esa etiqueta, como si fuera una forma de deciros "Tengo muchas cosas de las que hablaros, pero... hoy voy a tocar este sencillo tema".

El caso es que no es algo que me pasa solamente aquí, y por aquí me refiero a Internet, al mundo cybernético. Tengo cosas que escribir, y siempre las dejo para última hora, o directamente las dejo relegadas esperando a que nadie se dé cuenta de ello, siempre se dan cuenta.

Pero a veces, ya sea porque eso que tienes que hacer (o quieres hacer) te gusta, llega un momento en el que dices "¡Se acabó!" y debes empezar a ponerte con ello.
Y digo "Quieres hacer", porque hay veces en las que te gusta algo, como me pasa a mí con escribir, que me gusta escribir pero lo que tengo empezado y quiero terminar, siempre acabo posponiéndolo. Sep. Soy lo peor como escrit- la verdad es que no. Conozco a muchos escritores que sufren de lo mismo, creo que es algo que va innato al escritor. ¿A los dibujantes también les pasa lo mismo?

En mi caso, no he puesto punto y final a esto de escribir, no, todavía no. Estoy feliz escribiendo cosas cursis que nada tiene que ver con el grueso de la historia en la que me estoy viendo involucrada porque me gusta comerme la cabeza. También tengo Pedazo de Cielo, el cual, creo, he mencionado por aquí, pero que también procrastino para escribir, y mirad que amo a esos chavales porque cada uno es especial a su manera.

Llevo desde febrero, FEBRERO, que se dice pronto, queriendo apuntarme a un gimnasio, pero por un motivo u otro lo he acabado posponiendo. Que si las clases, los exámenes, luego en verano que quería hacer deporte, lo empecé teniendo dos golpes de calor, uno tras otro, lo que hizo que empezara a temer el ponerme a hacer deporte en verano por si me daba de nuevo, y también a que me levantara todas las noches dos veces, guiadas por la alarma del móvil, a beber agua, pero eso es otra historia.

Se acabó posponer. El otro día estuve mirando un gimnasio cerca de mi casa, preguntando precios, consultando horarios y lo más seguro es que para octubre me apunte, e intentaré echar una hora todo los días. Quiero ponerme un poco en forma, ahora que he bajado varias tallas.

Así que sí. Es hora de empezar a decir "Se acabó" a esas cosas que tenemos pensadas hacer desde hacer demasiado tiempo.

PD: Os dejo el enlace al primer vídeo que he subido en un canal junto a un amigo: Bienvenidos a Mariuchi y Pablugocho

domingo, 13 de septiembre de 2015

Bienvenidos a Mariuchi y Pablugocho.

Como ya dije, estaba preparando un canal de YouTube con un buen amigo y por fin están los resultados. ¡Mariuchi y Pablugocho abre sus puertas con un primer vídeo de presentación! El cual podréis ver en el link que pondré al final de la entrada.

La idea de Mariuchi y Pablugocho es subir vídeos todos los domingos y algún que otro vídeo entre semana. Es un canal compartido con la peculiaridad de que, salvo el primer vídeo, el resto de éstos lo haremos por separado, dado que vivimos, actualmente, en distintos países, por lo que sí, es un proyecto bastante arriesgado, pero nos gusta el peligro, para qué engañarnos.

El caso es que por aquí tenéis el vídeo:
Bienvenidos a Mariuchi y Pablugocho

Y no os preocupéis, hoy mismo a las ocho, tendréís una habitual entrada. 

sábado, 12 de septiembre de 2015

5 proyectos para final de año.

Septiembre. La última etapa del año empieza. Y por ello me quiero poner unas metas para empezar el año con buen pie, con un proyecto claro de vida que mantener durante el año, y con la satisfacción de haber cumplido cosas.
  1. Ponerme en forma. Es algo que tengo en mente desde... febrero de este año, y que he ido cumpliendo poco a poco. He bajado dos tallas desde que me dije ésto, sin embargo ahora quiero apuntarme a un gimnasio, lo cual seguramente haga en octubre. Ya tendréis una entrada acerca de la experiencia y de mis quejas por las agujetas. Ya sé, la gente normal se apunta durante el verano, pero yo no soy alguien normal. 
  2. Completar la pokedex.Un proyecto bastante friki, pero es que soy muy friki. Quiero completar la pokedex aunque sea una vez en mi vida, y que mejor que hacerlo en el juego de Pokemon ROZA. Es algo que estoy haciendo poco a poco y que me está costando, pero quiero terminar antes de que termine el año.
  3. Retomar los idiomas. Hace unos años estaba aprendiendo alemán de manera autodidacta y me gustaba eso de aprender idiomas a mi ritmo. No quiero volver al alemán, al menos por ahora, quiero ponerme con el francés, y tampoco quiero aprender francés en estos meses, pero sí quiero tener un ritmo, un progreso que vaya notando. 
  4. Leer diez libros. Como ya dije en las cosas que echaría de menos del verano, leer es una de esas cosas, por ello quiero ponerme la meta de leer al menos diez libros en este período. Mis momentos de lecturas serán, por supuesto, los viajes de tren y metro, pero algo es algo.
  5. Llegar a las 10.000 visitas. Creo que, si ya estoy alrededor de las 5000 visitas, llegar a las 10.000 antes de que finalice el año no será algo complicado.
Y bueno, supongo que esto es algo bastante típico en estas entradas, pero, ¿vosotros tenéis algún proyecto?

¡5000 visitas! ¡Que se dicen pronto!

Esto de ver como poco a poco las visitas van aumentando, como poco a poco las entradas van ganando audiencia, viendo como las gráficas deben subir los números, como cincuenta ya no es suficiente, porque tus entradas ya superan las cien visitas, es algo que llena.

Que llena, porque es algo que estás haciendo tú. ¡Es algo que estamos haciendo! Porque yo escribo, sí, pero esto no funcionaría sino se obtuviera una respuesta, una visita. Yo escribo, pero si nadie lo lee, es como sino escribiera nada. Es como si una parte de la comunicación no funcionaria.

Esta entrada es para anunciaros que el blog ha superado las 5000 visitas, cuando hace poco estaba anunciando que habíamos llegado a las 2000. 5000 visitas. Soy consciente de que no son 5000 personas, pero no me importa.

Poco a poco ésto está ganándose una forma, un fondo. Se está convirtiendo en una realidad, y no una simple idea que a mí se me pasó por la cabeza una tarde hace muchos años, cuando yo estaba aburrida en casa, iba al instituto y no me daba cuenta de nada.

Yo, sinceramente, lo agradezco. Fue una enorme sorpresa cuando entré tras las vacaciones y ver que sí, que ésto estaba funcionando. Que lo estaba haciendo bien. Y siento que poco a poco estoy ganándome un pequeño hueco en este basto y ancho mundo.

Sé que estoy abarcando mucho. Como el canal que he abierto con un amigo, que, como no me canso de decir, pronto tendrá su primer vídeo. También estoy organizando cosas para el comienzo del año, aunque ya hablaré de ello en una entrada en la que cuente acerca de mis propósitos para 2016.

Esta entrada es sólo para daros las gracias por hacer esto posible.

Recordaros que podéis suscribiros al blog, seguirme en mis redes sociales:
Twitter: @La_Gabachita
YouTube: Mariuchi y Pablugocho (Canal compartido abierto oficialmente el domingo)
Google+: +Bri Weirdo
Instagram: la_gabachita
Snapchat: la_gabachita
Correo: paranoiasdeunbichoraro@gmail.com

Y comentar. Comentar es gratis y estoy siempre encantada de responderos.

Gracias por todo, de verdad.

viernes, 11 de septiembre de 2015

Las dificultades de hacer un vídeo.

¡¿Quién me mandaría a mí a hacer vídeos?!

Y es que, cuando subí a Madrid me vi dentro de un proyecto de hacer un canal, con lo bien que yo estaba con mi blog, tras un ordenador. Pues que me gusta la marcha y esas cosas. El caso es que no sabía lo complicado que era hacer un canal de youtube hasta que no me he visto planeando cosas con mi compañero de canal.

Ya no solo es hacer el vídeo, es montarlo, la música, es hacer una intro, que por cierto, hacía siglos que yo no hacía una intro y ha sido una de... "¿Qué hago?". El caso es que espero que con el paso del tiempo se me dé mejor, además de que quiero aprovechar este canal para mejorar mi postura delante de una cámara. Ya la he superado delante de las cámaras fotográficas, ahora toca delante de las cámaras de vídeo.

Por le momento tengo a mi madre detrás de mí en plan "¡Yo te doy publicidad!" y yo con cara de... No, por favor.

Pero sí, a partir de este domingo, si todo sale bien, mi compañero de canal y yo subiremos nuestro primer vídeo de presentación, el cual, espero, sea el primero de muchos más. Porque no solo quiero realizar el proyecto del canal, también tengo ganas de que ésto me ayude a aprender para hacer mis vídeos en relación a este blog, algo que llevaba pensando, y que quizás pase muy pronto.

Y es que, en vista de que subo entradas todos los días, se me había pasado por la cabeza la locura idea de hacer un vídeo a la semana en relación a la entrada más positivamente valorada a raíz de interacciones que tenga. Pero es algo que quiero hacer a largo plazo, por el momento me limito a seguir creciendo poco a poco, a base de me gustas, comentarios y, espero que pronto se vaya animando más gente, subscripciones.

Aun así, os dejo el canal que hemos abierto mi compañero y yo por aquí, por si queréis echarle un vistazo y subscribiros para no perderos el primer vídeo, que, como he dicho, será este mismo domingo: Canal

¡Saludos!

jueves, 10 de septiembre de 2015

La Maid de Fairewell Heights


*Puede contener spoiler

¡Hola, hola!

Mientras termino de mentalizarme con el hecho de que debo volver a la rutina, mientras al mismo tiempo, tengo que hacer copias y terminar de formalizar la matrícula para la universidad, os dejo con esta reseña de un juego que terminé antes de irme de vacaciones.

El juego en cuestión es La Maid de Fairewell Heights, un juego sencillo, bastante líneal con algunos puzzles que resolver para ir avanzando por la historia, pero sin demasiada complicación. Es bastante cortito, en menos de dos horas lo terminas, y posee sólo un final, ideal para pasar una tarde aburrida en la que no tengas nada que hacer.

La protagonista del juego es Marshmallow, una empleada en un servicio de limpieza, la cual es enviada para limpiar un hotel bastante especial, en el que se desarrolla toda la historia. A medida que se va ayudando a Marshmallow a limpiar las habitaciones a través de algunos puzzles, se va desentrañando todo los eventos, los cuales acaban adquiriendo un tinte fantasioso.

A mi modo de ver, el juego da para más, ya no solo para una segunda parte, que creo que podría dar, sino para haber realizado una historia bastante más compleja, quizás a un nivel de los rpgs de Wadanohara o The Gray Garden, que son juegos bastantes complejos.

Además, este juego llama por los ojos. A lo largo de la historia la protagonista va cambiando de vestimentas según lo requiera el puzzle a tratar, y los dibujos que utiliza a la hora de desarrollarse los diálogos son también bastantes atractivos a los ojos de los que quieran jugarlo.

Como siempre, os dejo el enlace a la página para que podáis descargarlo: La maid de Fairewell Heights

miércoles, 9 de septiembre de 2015

Cosas de escritores: Los lugares desde donde se escribe.

Por fin ya he vuelto de Madrid y la primera entrada que quería escribir era una reflexión que seguramente, si algún escritor me lee, se sienta identificado.

Los escritores, y más, los que escribimos en libretas, las cuales nos acompañan a todas partes, hemos experimentado la sensación de escribir en lugares increíbles, maravillosos.

He escrito en el centro de la historia de España, en la Universidad Complutense, en su facultad de filosofía y letras, la cual formó parte activa en la Guerra Civil española. Sólo por eso mereció la pena sentarse en una de sus aulas para escribir aunque sea un breve fragmento de una historia.

He escrito también en la Universidad de Málaga, cuya historia no es tan importante, pero que también es un centro intelectual, en el que fluye el conocimiento, como se suele decir.

He escrito en autobuses, en trenes y en metros. He escrito sentada en las paradas, y con el culo en el suelo de todo el mundo.

Sin embargo, nunca pensé que escribir en el centro de Madrid, sentada en un bordillo en la Plaza de Callao pudiera ser algo que me hiciera feliz. El ir y venir de la gente era algo maravilloso, que inspiraban a mis dedos a seguir escribiendo, pese a saber que sólo podía escribir por media hora, el tiempo que esperaba a que llegara un amigo.

Ser escritor tiene muchas cosas buenas, y una de ellas es, por supuesto, descubrir maravillosos lugares en los que escribir.

martes, 8 de septiembre de 2015

5 Cosas que voy a echar de menos del verano durante el curso.

Como supongo que sabréis, ya mismo empiezo mi segundo año en la universidad. Otra vez. Por lo que habrá que decir adiós a las largas tardes de verano sin hacer nada. Y esta es una lista de cosas que voy a echar de menos este curso que hacía en verano.

1ª - La taza de chocolate instantáneo frío que me bebía a lo largo de la tarde. Y es que, sobre las seis, ya hacía mi visita a la cocina para cogerme el tazón, un tazón enorme que tengo, me lo llenaba de leche y le echaba cacao en polvo. Y disfrutaba como una mocosa.

2ª - Comer con mi madre todos los días. Tengo el turno de tarde, cosa que no puedo variar porque mi universidad tiene tan poca gente en filosofía que solo hay un curso por año y este es por la tarde, y viviendo a 50 minutos de la universidad, tengo que comer temprano. Sumado al hecho de que con las campañas de la universidad y todo el movimiento hay días que me paso la mañana en la universidad, el caso es que solo puedo comer con mi madre los fines de semana.

3ª - Pasarme la tarde rodeada de gatos. Y es que tengo gatos, entonces, durante las tardes les veo dormir, jugar, corretear por todo el salón, seguirme por toda la casa, pidiéndome mimos y queriendo que deje el orndeador para que les haga caso.

4ª - Tirarme en el sofá a no hacer nada. Bueno, sí, a intentar hacer la fotosíntesis. Esta es una cosa que por una parte echaré de menos hayá por enero, cuando tenga que estudiar para los exámenes y hayá por mayo, por el mismo motivo, pero que no echaré mucho de menos, porque necesito estar activa.

5ª - Leer. Y aquí hay que pensar una cosa, estudio filosofía, y por lo consiguiente vivo rodeada de textos, pero esos textos hay que investigarlo. Lo que yo voy a echar de menos es leer sin esa necesidad de tener que pensar en cada frase.

lunes, 7 de septiembre de 2015

Cosas que nunca falta en mi mochila de viaje.

¡Hola, hola!

Como ya os dije, me fuí unos días de vacaciones, y aprovechando que me ha tocado hacer una maleta, hoy vengo a contaros que es lo que nunca falta en mi mochila de viaje.

Lo cierto es que no vengo a deciros pues "llevo ropa, algo de fuera de temporada por si el tiempo cambia, mudas... ", porque siento que es algo bastante trillado. No.

Yo os vengo a decir que en mi mochila por ejemplo no falta una libreta, en este caso llevo tres, una en la que llevo un poco las entradas que tengo que subir cada día y donde tacho cada día que he cumplido, y además anoto ideas para futuras entradas, nunca se puede saber dónde se te puede venir una idea.

También llevo una libreta pequeña, la cual siempre está en mi bolso de diario, en la cual anoto cualquier cosa que tenga que recordar posteriormente, también aplicable a entradas que subiré pero que se me han ocurrido fuera de mi casa.

Y por último llevo la libreta de todo escritor, esa en la que escribir cuando tengas un momento de inspiración. Aunque no espero quedarme mucho escribiendo, porque no planeo pasar mucho tiempo en casa, el caso es que siempre me acompaña.

Además, también llevo un libro. Como he dicho, no planeo pasar mucho tiempo en casa, pero un libro nunca está de más. En este viaje me acompaña Lestat, de Anne Rice. Tengo pensado usar un poco el transporte público y los viajes en solitario a veces se hacen pensado. Además, el viaje de ida lo realizo por la noche, pero el de vuelta será por la tarde, por lo que un libro nunca está de más.

El resto de cosas son ya muy dichas, como camisetas, vestidos, el móvil... Aunque como curiosidad, a mi madre no se le ha ocurrido otra cosa que meterme en la mochila una botella de alcohol. Menos mal que no voy a conducir.

¡Nos leemos!

domingo, 6 de septiembre de 2015

¿Qué he hecho este verano? Escribir un blog

La pregunta por el verano es obligatoria en todos los sentidos a la vuelta a clase, da igual que estés en el colegio, en el instituto o en la universidad. Siempre que llega el primer día es obligatorio preguntarle a toooodo el mundo con el que compartes clase cómo le fue el verano y qué hicimos.

En mi caso es sencillo. Salí con amigos, subí a Madrid y... ¿escribí un blog? Realmente, es lo que he hecho este verano, ¿no? Y es lo que me ha mantenido ocupada durante una gran parte como es todo un mes, una pizca de otro y gran parte de septiembre, porque a finales de ese mes empiezo las clases y entonces no se podrá decir que siga estando en verano...

Pero sí, ¿qué tan importante de señalar es algo que te ha mantenido tanto tiempo pendiente y a lo que le dedicas tiempo?

A veces, tenemos la manía de quitarle importancia a las cosas que significan de verdad algo para nosotros. Y quizás es porque no nos "dedicamos" a ello. Es decir, cada vez que hablo con mi madre de ésto, ella lo único que me pregunta es "¿cuánto has ganado?", cuando no se da cuenta de que no escribo ésto para ganar dinero. De que es un método con el que me relajo y que puedo utilizar para descargar sentimientos.

De igual modo pasa con muchas cosas que realizamos, pero que realizamos por nosotros mismos. No por alguien más, no para ser alguien, simplemente porque queremos hacerla. Porque lo necesitamos hacer para estar conformes con nosotros o para avanzar en nuestra vida.

Vivimos en una sociedad en la que pretendemos comerciar con lo intelectual, y se está consiguiendo, podemos vender nuestros cerebros si así lo deseamos.

Pero, ¿eso es lo verdaderamente importante?

Asi que sí, este verano lo dediqué a escribir un blog, y no. Lo hice solo porque quería hacerlo y demostrarme que era capaz de hacer algo, y eso es mucho más importante. 

sábado, 5 de septiembre de 2015

Lo que no os cuenta de los dobles grados

Últimamente se está poniendo muy de moda éso de estudiar un doble grado - incluso ya existe un triple grado-. Y todo el mundo está apostando por estos doble grados como si fueran la solución a la falta de empleo que existe en el país.

La gente que se matricula en un doble grado, o al menos la mayoría de esas personas, cree que allí está la solución a todos los problemas que tenemos aquellos que decidimos quedarnos solo con un grado. Sin embargo, ¿qué tan cierto es ésto?

La verdad es que, ya desde el comienzo nos damos cuenta de una diferencia muy clara entre un grado y un doble grado, y es la duración de éstos. Los grados duran cuatro años, mientras que los doble grados duran seis, lo que significa que por "cada carrera" sólo se realizan tres años, frente a los cinco años de licenciatura ésto supone una pérdida importante de asignaturas.

Además, de cara al mundo laboral supone también un hecho, y es que el mercado todavía anda intentando buscar una salida a nuevas carreras creadas recientementes y frente a ello, todavía no hay un "hueco" a estos doble grados, por lo que no hay un futuro muy asegurado de qué será de ellos.

En otro punto, la próxima reforma de la ley universitaria pasará de los grados de cuatro años, a tres, entonces, creo que los doble grados son una forma de advertir cómo será la educación.

Por no hablar del deseo de eliminar aquellas carreras que no son rentables, y una forma de hacerlo es esconderlas en doble grados. Se va a crear doble grados con carreras consideradas sin salidas y carreras "fuertes", por denominarlo de alguna manera.

Yo, en su momento, me planteé estudiar un doble grado, sin embargo, hoy día me quedo con mi carrera de cuatro años, sin ninguna duda.

viernes, 4 de septiembre de 2015

Lo que no os cuentan de los grados universitarios

Actualmente estamos en un proceso en el que el gobierno desea reformar la educación universitaria, junto a la de la enseñanza media, lo que supone que, de cara a un futuro muy cercano todo cambie.

Actualmente estamos en un sistema educativo universitario conocido como 4+1, es decir, cuatro años de grado y un año de máster, lo que equivale a los cinco años de la vieja licenciatura. Sin embargo se desea pasar a un 3+2, lo que son tres años de grado y dos años de másster.

Podría deciros que se quiere pasar de la vieja licenciatura cuyos estudios, sin contar máster, eran cinco años de estudios, a uno grado en el que son tres años de estudios, por lo que se pierden muchos años que en algunas carreras de investigación suponen una gran pérdida de conocimientos, sin contar que en tres años apenas se puede conocer todos los campos que nos ofrece una materia. (Soy yo que ya llevo tres años para cuatro en la universidad, estudiando la misma carrera, y aun no sé en qué especializarme, y como yo muchisimos compañeros).

Podría hablaros del B1 que os piden para graduaros y que os den vuestro título, y que en la mitad de las veces te tienes que buscar la vida para conseguirlo.

Podría hablaros de cómo los profesores en lugar de dar clase se dedica a contaros su versión de la historia, de los temarios, que argumentar no vale para con ellos, en la mayoría de las ocasiones.

Podría hablaros de esas asignaturas que tu piensas que aprenderías más sentados en el cesped o en la cafetería y charlando con otros compañeros que yendo a clase.

Podría hablaros de tantas cosas que ocurre en las aulas y que no os cuentan a la hora de hablaros de la universidad, que realmente, esta entrada se queda corta.

jueves, 3 de septiembre de 2015

Lo que no os cuenta de la universidad

Las películas relacionadas en ámbitos universitarios es el único referente que la mitad de los estudiantes tenemos de la vida universitaria.
Sin embargo, estas películas solo cuenta una visión de las universidades, la visión americana. Incluso las películas españolas que hablan sobre universidades nos sigue poniendo el ejemplo de las universidades estadounidenses.

Y es por esa visión que tienen los jóvenes de la universidad, por lo cuando llegan se pueden llevar un gran chasco.

Voy a hacer cuatro años en la universidad, alguna idea tengo ya de lo que se mueve y os puedo decir algunas cositas, como el hecho de que la universidad no es el sitio de fiestas que sale en todos los sitios. Existen fiestas, sí, pero no son las fiestas universitarias grandes que aparecen en todas las películas. Salvo que vayas a las universidades grandes del país, entonces posiblemente te encuentres con una gran festividad universitaria: San Cemento.

Por otro lado, salvo que estudies una carrera específicas, como medicina, no te vas a encontrar esos enormes aularios circulares en los que hay pendiente y sitio para doscientes personas. Cuando estudiaba en Madrid, y llevé a mi madre a la facultad, esperaba encontrarse ésto. El chasco fue grande.

El cesped es otra cosa muy mitificada dentro del ambiente universitario, sin embargo, por experiencia, se suele pasar más tiempo en la cafetería, salvo que seáis un grupo muy numeroso, que en ese caso posiblemente si os sentéis en un cesped... Cercano a la cafetería.

Una cosa que posiblemente si se parezca a las películas es el hecho de "corregir a un docente". Resultó que en mi primer año de carrera le corregí el libro a un profesor, y tengo compañeros que han hecho lo mismo con otros docentes, es decir, puedes llegar y demostrar ser un docente.

El rollo malote también se suele llevar en la universidad, hay gente que va por la universidad pasando de todo menos de curso, y luego reclamando apuntes.

En definitiva, es cierto que la universidad son los mejores años en la vida de alguien, sin embargo cada uno tiene que vivir sus propios años universitarios, no los de estudiantes estadounidenses.

miércoles, 2 de septiembre de 2015

Mi segundo, segundo.

Hace ya un tiempo hablé acerca de lo que supone cambiarse de universidad, y entre ellas estaba el hecho de que daba igual qué nota hubieras sacado en el curso, que se te bajaba a un cinco, por lo que el año pasado empecé de nuevo la universidad y este año vuelvo a entrar en segundo.

Las expectativas para este curso son bastantes favorables, saqué el primer curso con todo aprobado y quieras o no, estudiar en una universidad pequeña implica que pocos profesores nuevos me quedan ya por conocer.

Algunas materias, como pasó en el primer curso, ya las había visto, aunque otras son completamente nuevas, por lo que estoy bastante deseosa de empezar, con muchas ganas.

Como ya dije, el verano me agota y necesito la vitalidad del curso, necesito estar yendo de un lado a otro, y sí, necesito un horario. Lo bueno de este blog es que me ha supuesto, durante este último mes, una rutina que necesitaba. Necesitaba marcarme un "subir a tal hora y a tal hora" y hacerlo. Aunque claramente, en algunas ocasiones me he saltado un poco el horario, el caso es que me siento bien porque he podido cumplirlo.

Así que sí, creo que soy una de las pocas personas que necesitan de las clases para poder tener una vida centrada y no perder la cabeza y ese es un motivo por el que a veces planteo pasarme la vida estudiando, si pudiera permitirme pasar la vida estudiando, por supuesto.

martes, 1 de septiembre de 2015

Ánimos

Septiembre está aquí, y con él los exámenes. Yo mejor que nadie sé lo que es estudiar para septiembre.

Todos los años, salvo el último de bachiller, me quedaban asignaturas para recuperar, por fortuna, lograba hacerlo. Este es el primer año en el que he pasado un verano libre de cargas, así que sé lo que es tener que pringar, por lo que os deseo mucho ánimo.

Este es el último empujón que tenéis que dar, y gracias a él, podréis disfrutar de un curso libre de cargas. Así que no lo dejéis, que es mucho peor porque se os acumula el trabajo y no creo que os queráis ver con más peso encima de vuestros hombros en un curso que puede tornarse muy largo y muy pesado.

Nadie sabe lo que os va a deparar el nuevo año escolar, con que os vais a tener que enfrentar. Puede que nada salga como lo tenéis preparado, pero es normal. No somos adivinos. Es por ello que mi consejo es que os esforcéis todo cuánto podáis si tenéis alguna materia pendiente, que luego es muy fácil arrepentirse.

Además, no es un secreto que casi todos los profesores suelen ser bastante más benevolentes en septiembre, y que si demostráis haber estudiado, es muy fácil el que aprobéis, así que no desperdicéis esta oportunidad que os dan.

¡Mucho ánimos, y a por ello!

lunes, 31 de agosto de 2015

¡Vacaciones para mí!

¡Buenas, buenas!

Tengo que deciros que la primera semana de septiembre y un par de días más me iré de vacaciones, que ya era hora después de querer irme todo el verano. Subo a Madrid, lo cual ya tengo ganas, porque hace unos años que no subo.

¿Qué significará ésto?
Que seguiré subiendo entradas, por supuesto, tengo prepara un especial para estos días de septiembre en relación a los sistemas educativos y desmontar mitos tando del grado, como del doble grado, como de los másteres, como de la universidad en general y algunos que otros temas. Todo en relación a la educación.

Como mínimo, habrá una entrada todos los días, ahora, la segunda entrada, la que sería la entrada denominada "#Procrastinación" que es la de la mañana, no la puedo asegurar.

Normalmente esas entradas las escribo en un momento de inspiración diario, y estando fuera y no tener acceso a un ordenador, siento que estaría traicionando de un modo el propósito de esa entrada.

De todas formas, voy a  echar de menos muchas cosas, puesto que me gustaría hacer un retiro espiritual y dedicarme a actividades muchos más mentales como es leer, escribir, reflexionar sobre los presupuestos kantianos... Esas cosas que nos gusta a las personas que nos dedicamos a las actividades intelectuales como es la filosofía.

Estos días serán unas jornadas de quedar con mis amigos del centro de España, de salir y de disfrutar para volver con las pilas repuestas a la hora de volver a pisar la universidad.

Entonces, ¡nos leemos!

(Aunque me tendrías aquí todos los días).

Inmunizados ante el sufrimiento humano

No es raro encontrarnos en todas partes, en especial si somos asiduos a internet, actos de barbarie que escandalizaría a la especie humana. O no.

Vivimos en una época en la que estamos tan sobrecargados con el sufrimiento que el ser humano es capaz de realizar a otro ser humano, que nos hemos como inmunizado a ese dolor. Casi todos los días vemos en las noticias los resultados de los diversos ataques que se realizan en las regiones en las que viven con conflictos. Vemos cadáveres, vemos tortura, vemos vídeos de cómo se realizan palizas, algunas de ellas fatales.

Vemos series, algunas que tienen este sufrimiento como parte importante, o como un elemento siempre presente en las tramas. Sin mencionar los videojuegos o los libros.

Hemos llegado un punto en el que al enfrentarnos a estas imágenes, no volvemos el rostro, porque ya no nos da repulsión, y si lo volvemos, es un mero gesto de respeto hacia las personas que sufren.

Mas ésto no significa que por el simple hecho de estar inmunizados no condenemos estos hechos, ambas cosas son distintas, además, esta inmunización también nos puede ayudar a enfrentarnos a estos eventos.

domingo, 30 de agosto de 2015

Gracias...

Nunca he pensado en escribirte. Aunque técnicamente no te estoy escribiendo. Esto lo leeran decenas de personas, menos tú. O quizás sí. El mundo es pequeño y la vida da vueltas. Por si lees esto, que sepas que gracias.

Gracias por esos años que me diste, por ser tu confidente y por las tardes que nos pasábamos tirados en el suelo, hablando de todo, hablando de la vida. Gracias por contarme tus inquietudes y tus sueños. Y por hacerme ver que yo también sería capaz de hacer cumplir los míos.

Gracias por darme momentos de felicidad, cuando sentía que el mundo pesaba demasiado. Nunca fue una carga compartida, pero dejamos peso por el camino, me lo hiciste todo mucho más llevadero.

Gracias por ser esa primera persona con la que me sentí ilusionada, aun cuando no tenía edad para ello. Por ser esa persona de la que no me avergonzaba a hablar a mi familia.

Hace muchos años que nuestros caminos se separaron, y nunca han vuelto a coincidir, aunque sí que nos hemos encontrado. Posiblemente ya no te acordarás de mí, y tú ya sólo eres una sombra de mis recuerdos. Y quizás por eso te quiero escribir ésto. Antes de que desaparezca para siempre este sentimiento.

Te debo mucho. Aunque, por supuesto, tú eso nunca lo sabrás.

Ahora soy la persona de la sombra que fui

Es más común escuchar "Soy la sombra de lo que fui", sin embargo, mi caso es lo contrario. Ahora soy la persona de esa sombra que había sido en el pasado.

He dejado las inseguridades, el miedo a la sociedad y el quedarme sentada, realizando una visión introspectiva. He dejado de reconocerme a mí misma como antisocial, como alguien que tenía miedo a las muchedumbres, como alguien que tenía miedo de hacer muchos amigos, para ser lo que soy ahora.

Sigo siendo la misma. Sigo teniendo mi humor de siempre, sigo teniendo mis gustos, mis deseos, mis inquietudes, pero es diferente. Sigo teniendo mis sueños, nunca he dejado de tenerlos, aunque a algunos les gustaría.

He crecido, y la burbuja en la que me metía se me hacía pequeña, se empezó a fragmentar y tuve que decir, resguardarme entre los pedazos o salir de ella, enfrentarme a la realidad, vivir sin coraza, aunque realmente la coraza era yo misma.

He tenido que ser fuerte por muchas personas, cuando realmente sólo quería quedarme en un rincón y mandarlo todo al vacío. He tenido que ser fuerte porque no dejaba que nadie se preocupara por mí. Sigo pecando de ello, pero ya no dejo que los sentimientos me ahoguen hasta explotar.

Siempre me han dicho que soy una insensible, que no soy capaz de mostrar sentimientos por nada. Quizás tengan razón, o quizás me lo he creído.

El caso es que, aquella niña, aquella adolescente, que agachaba la cabeza y que no hablaba con nadie más que con los necesarios, y no más de lo necesario, se ha convertido en una mujer a la que es imposible callar, que se mira al espejo y se siente orgullosa de ver en quién se ha convertido.

sábado, 29 de agosto de 2015

El feminismo anterior al siglo XX

Actualmente, cuando se habla del feminismo, la gente sólo se queda en el movimiento feminista que empezó en el siglo XX, olvidándose del origen de todo, olvidándose de todo el movimiento anterior, olvidándose de esas mujeres, y de esos hombres, que lucharon por una igualdad.

Se olvidan de esas mujeres que realizaban labores de hombres, como las mujeres que pintaban, como las mujeres que capitaneaban ejércitos, o las mujeres que gobernaban países.

Se olvidan de Christine de Pizan, nacida en el 1364, la primera mujer escritora reconocida, que en sus obras metía debates polémicos de la época, y es conocida por reivindicar los derechos de las mujeres, os recuerdo, el siglo XIV.

Se olvidan del preciosismo, el movimiento que se situa en un momento anterior a la revolución francesa, (siglo XVII), y llevado a cabo solo por mujeres de alta sociedad que se dedicaban a la vida intelectual como es escribir poemas, y a cuyas reuniones pocas veces dejaban entrar a los hombres, y a veces, si dejaban que entraran, se burlaban de ellos.

Se olvidan de Poulain de la Barre, un joven cura cuyas ideas se situan antes de la Ilustración y que luchaba por la igualdad de sexos.

Se olvidan de Olympe de Gouges, que vivió durante la Ilustración y la Revolución francesa, autora de la Declaración de los Derechos de la Mujer y la Ciudadana. Mujer que murió guillotinada buscando no solo la igualdad entre sexos, sino que también luchaba contra el racismo que había en la época. Fue callada por hablar.

Se olvidan de Mary Wollstonecraft, quién escribió las Vindicación de los Derechos de la Mujer, con el que buscaba la igualdad de ésta.

Se olvidan de tantas cosas, que actualmente, cuando vemos un texto feminista, podemos hasta pensar que las sufragistas o las Guerrillas Girls fueron las verdaderas promotoras, allá por el siglo XX. Cuando la realidad es que existe todo un movimiento anterior, del que pocas veces se habla.

A la cuenta la vieja

¡Hola, hola!

Estaba yo el otro día pensando en cuántos días tenían agosto y septiembre, para hacer un cálculo de entradas, y pese a que tenía el portátil encendido, lo cierto es que me puse a contar haciendo ese truco que se suele hacer de contarte los nudillos y los huequecitos que quedan entre éstos, como cuando iba al colegio.

Y lo cierto es que, pese a que tenemos mucha tecnología, seguimos haciendo algunas cosas como hace muchos años, como hacian nuestros padres cuando iban a la escuela, nuestros abuelos... Como nos enseñó nuestros ancestros, utilizando quizás un término muy antropológico.

Aunque tengamos tecnología para todo, lo cierto es que tendemos a realizar las cosas como nos la enseñaron desde niños, o como nos parecieron curiosas cuando éramos niños.

No es de extrañar, la humanidad está más acostumbrada a realizar esos gestos, que ha tener un trato con la tecnología. Han pesado muy pocas generaciones desde que el ordenador, el móvil o incluso la televisión llevan estando en nuestras vidas, y su uso, a nivel humanitario, no ha calado tanto.

No estoy diciendo que tengamos el contar los meses con los nudillos en nuestro ADN, sino que el ser humano es más proclive a hacer eso, que a ir a un ordenador a buscar algo. Porque es lo que lleva haciendo desde antaño.

viernes, 28 de agosto de 2015

Las cadenas del siglo XXI

Ayer cuando llegué a casa y fui a abrir el buzón me encontré con un extraño sobre. Solo tenía un remitente, una calle a donde supuestamente se debería de enviar una respuesta, pero sin sello, ni la dirección de mi domicilio, ni nada, como si la persona que hubiera enviado la carta la hubiera echado directamente en mi buzón.

Extrañamente, abrí el sobre, para toparme con una hoja de libreta, de una raya, era aun más raro todo. Saqué la hoja y la abrí, para encontrarme un versículo de la Biblia, con unas indicaciones para que sea reenviado.

Yo al ver ésto me quedé asombrada. Las cadenas se habían perdido con la partida de MSN, o al menos eso era lo que yo creía.

El caso es que eso, ésto me llevó a pensar en otra cosa, y es que, ¿existirían cadenas antes de MSN? ¿La gente del siglo XX llegaban a sus casas, abrían los buzones y se encontraban con una misiva que hablaba sobre "enviar esta carta a diez personas"?

Es bien cierto que, hoy día, las cadenas no han desaparecidos de nuestras vidas, no es raro tener en nuestros contactos de Whatsapp un amigo que nos envía cadenas, o en algún grupo de los que formemos parte.

Personas que creen estas cosas, aunque sea de un modo muy suave, de un modo "¿Pero y si...?". Personas a las que enviar estas clases de cadenas generen un efecto placebo.

Y ahora tengo una carta encima de la mesa del salón de mi casa que tengo que enviar a 5 personas sino quiero acabar en el infierno. Todo es tan maravilloso.

Aprende a hacer cosas por tu cuenta

¡Hola, hola!

Tengo una armónica nueva. Y por una parte estoy medio disgustada, porque es una armónica de un tipo que nunca he tocado, (trémolo, cuando la que yo tocada era diatónica), pero a la vez estoy en plan "¡Voy a aprender a tocar un nuevo tipo de armónica!"

Por que esa es otra, lo que yo sé de tocar armónicas es porque lo he aprendido yo sola, porque siempre quise aprender a tocarla pero nunca he pisado un conservatorio (¿en el conservatorio te enseñan a tocar armónicas?).

Y esta entrada no es solo para deciros que tengo armónica nueva, no, ésto lo relaciono con el título de la entrada, y es que si queréis algo en la vida, hay que luchar por ello, aunque tardes o aunque creas que sólo no podrás.

En mi caso, la mitad de los idiomas que sé los he/estoy aprendiendo por mi cuenta, tirando de diccionarios, textos, de apuntes que encuentro por internet, vídeos... Igual que la armónica. Siempre he querido aprender muchas cosas, no por nada estudio filosofía, pero por un motivo u otro no he podido hacerlo, pero no dejaba que eso me echara para atrás.

Al contrario, aunque tardes, aunque tengas que ir a tu ritmo, paso a paso, lo cierto es que los resultados se notan. Ser autodidacta mola.

jueves, 27 de agosto de 2015

La actualidad ha dejado de estar en los libros.

Vivimos en un punto en el que la actualidad intelectual ha dejado de estar en los libros. Los libros han quedado desfasados, y no me quiero referir a que los libros están anticuados frente a los ebooks.

Hablo acerca de cómo toda la información de nuestros días están recogiéndose en los artículos, e incluso en la compilación de esos artículos a la hora de formalizar un libro, puede darse el hecho de que algunos de esos artículos estén anticuados con nueva información.

Elaborar un libro es algo que lleva tiempo, y hoy día la sociedad avanza muy rápido. La sociedad no te espera, la sociedad necesita algo igual de rápido que ella.

Hoy día la información está en los artículos. Artículos de prensa, de revistas especializadas, incluso artículos de blogs... Es cierto que tenemos una sobrecarga de datos, que todo el día estamos recibiendo información y que esta nos llega por mil sitios distintos.

Y todo es porque no existe un filtro. Todos somos capaces de escribir un artículo. Todos tenemos derecho a escribir un artículo.

Lo que hoy escribimos, puede que mañana no valga. Lo que hoy decimos, mañana puede que quede obsoleto. Lo que hoy leemos, mañana no lo podremos utilizar para un debate.

El lenguaje se encuentra en continuo cambio, nos meten nuevos términos, otros cambian de significado. Y tenemos que decidir si adaptarnos a este influjo de cambios, de nuevas informaciones, o no.

Desde mi posición de filósofa, debo convivir continuamente con antiguos textos y con nuevos artículos. Y las comparaciones a veces son odiosas.

21 días

Se suele decir que 21 días es el tiempo necesario que alguien necesita para convertir una acción en un hábito, y bueno, oficialmente llevo subiendo entrada diaria a este blog durante 26 días, quitando los dos últimos días de julio que fue la fecha oficial en la que volví a empezar a subir entradas, y lo cierto es que puedo confirmarlo.

Escribir una entrada se ha convertido en algo que sino es habitual, casi. Tomo nota de posibles futuras entradas, llevo una especie de registro, estoy investigando acerca de cómo mejorar el blog y me estoy metiendo en redes sociales para promocionar ésto.

Poco a poco estoy descubriendo nuevas cosas, porque confieso que soy completamente nueva en esto. El blog tiene ya su tiempo, pero las primeras entradas eran de hace muchos años y son reflexiones muy simples que deseaba hacer, creo que hasta recordar que el blog estaba privatizado o algo...

Después de 21 + 5 días, puedo decir que el blog está empezando a formar un pequeño hueco en mi vida. Y espero que así sea. Porque me hace sentir bastante bien escribir entradas diarias, o preparar futuras entradas. Me hace sentir bastante bien el simple hecho de escribir y creo que gracias a ésto también me obligo a escribir todos los días.

Y a vosotros muchas gracias por aguantarme. Podéis suscribiros en el blog, seguirme en las redes sociales, comentar todo lo que queráis.

¡Nos leemos!

miércoles, 26 de agosto de 2015

Uranofobia

Realmente, antes de ayer fue cuando descubrí que la fobia que tengo desde niña tiene un nombre más allá de  "miedo a la muerte".

Vosotros me diréis: "pero Bri, todo el mundo tenemos miedo a la muerte". Y yo os digo, ya, pero cuando sois consciente de la muerte. En mi caso, cuando era niña y todavía no había experimentado ninguna muerte de ningún ser querido, con... tres, o cuatro años, yo lloraba por las noches porque tenía miedo a morirme. Literalmente.

Yo no podía dormir por si me moría, y realmente no me pasaba nada, no tenía nada, no tenía problemas, pero por aquel entonces la muerte me quitaba el sueño. Y era horrible. Ahora lo pienso, y recuerdo a mi madre y es como: ¿Cómo lo hacías para lograr calmar a una niña que tenía un miedo desesperado a morirse, no quería dormir por eso y encima sin haber ninguna raíz, al menos que yo recuerde, para ese miedo? Porque en ese caso sí era un miedo completamente irracional.

Creo que desde siempre he tenido ese miedo a morir, actualmente trato de no pensar en ello, cuando se mencionan los temas de la muerte, trato como verlo desde un punto de vista completamente ajeno a mí, intentar no involucrarme emocionalmente en eso, un trabajo no tan difícil cuando vas por la vida defendiendo tesis racionalista.

Además, siempre he tenido muy ligado el tema de dormir con el tema de la muerte, producto seguramente de que soy una persona insomne. Y estudiar como Thanatos e Hipnos eran hermanos no ayudaba mucho a lograr calmar mis estado anímicos. Sin estar deprimida, ni sufrir ni nada, llegaba a pensar, antes de irme a dormir "¿y si no despierto?".

No sé si decir que es algo triste. No me siento triste al pensar en ello. Es una fobia, y como tal se manifiestan de manera irracional. Además, de que es irónico que en los momentos que "más posiblemente pudiera pensar en esas cosas", era cuando menos pensaba en ello, quizás porque tenía la mente en otras cosas.

Y como he dicho, no eludo el tema de la muerte. Si bien lo trato de una forma alejada a mí, como si de verdad eso se pudiera hacer, pero precisamente por ser un miedo que considero irracional, intento buscarle una motivo. Leo sobre la muerte. Cuando leí la Metafísica de la Muerte de Schopenhauer logré calmar un poco mi espíritu.

Porque tener miedo de algo como la muerte es algo que vas a tener que soportar durante toda tu vida, tener una fobia a algo que siempre está rondándote, pero igual que te ronda la vida, es algo con lo puedes aprender a vivir, pero que nunca te dejará tranquilo. No es como mi otra fobia, como es la fobia que tengo a las hormigas, que mientras no vea hormigas puedo vivir tranquila. No.

La muerta es algo que está grabado en el alma, así, como he dicho, de un modo semejante como la vida también la tenemos grabada.

No entiendo google analytics

Como sabréis estoy intentando llevar ésto de buena manera, es decir, no limitarme a postear y esperar a que la magia de las visitas se hagan solas.

Entonces, investigando, descubrí que muchos bloggers utilizan esta plataforma, mencionada en el título, y me dije de probar yo también, aunque no me considere blogger ni por asomo.

El caso es que no entiendo nada.

Está lleno de gráficas que me hacen pensar que debería de haber ido al bachiller de ciencias sociales para poder saber interpretarlas. Porque realmente no sé qué dice cada una, ni siquiera los criterios ni nada.
Entro en la web y directamente estoy con cara de "aja, que interesante todo. Sí, oye, mira, aquí esto que dice... esto", mientras voy de una sección a otra.

Y he leído que hay gente enganchada a esto. Bueno, yo no soy quién para decir nada, en su día yo estaba enganchada a hacer tablas de verdad (una cosa filosófica que en su día se daba en primero de bachiller, y ya no sé si se sigue dando).

El caso es que no dejo de investigar, a ver si algún día logro descifrar el misterio que supone esta web. Espero poder escribir una mañana un post llamado "Ya entiendo google analytics", e intentar echar una mano a gente que, como yo, no entiende estas moderneces.

A veces siento que hablo como alguien muy mayor...

¡Nos leemos!

martes, 25 de agosto de 2015

La magia de los apagones.

Últimamente, a causa del calor que ha hecho, o a otras razones, ha habido apagones en mi barrio. Apagones no de un minuto, sino largos, de esos que te hacen replantearte ir buscando las velas por si acaso el sol se va y tú te quedas a oscuras.

Pero hoy no vengo a hablaros de la magia de estar a la luz de las velas, que es un momento bello, que se mezcla con la magia del silencio. Que sirve para la reflexión y para meditar acerca de muchas cosas, como cuando estás a punto de quedarte dormido, pero sin estar tan cansado como antes de dormir.

Vengo a hablaros de otra clase de magia, mucho más sutil.

En mitad de la penumbra que se estaba formando, puesto que estaba atardeciendo, y en mitad del silencio que se genera cuando todos los aparatos electrónicos están apagados a la vez, empezó a escucharse ruídos en la calle.

Risas.

Niños que habían decidido salir de sus casas, soltar los aparatos electrónicos, y salir a jugar a la calle. Vecinos que se acercaban sillas a un parque cercano, con guitarras y otros instrumentos, y empezaban a cantar y a festejar.

La luz volvió al cabo de un largo rato, pero esa estampa nos encandiló tanto que ni mi madre, que aquel día estaba en casa, ni yo encendimos los dispositivos electrónicos y nos quedamos viendo a través de las ventanas a nuestros vecinos que parecían disfrutar ajenos a todo.

Desde luego, una estampa muy bucólica que contrasta con la que se puede vivir cuando la luz campa por sus anchas por nuestras casas, cuando nadie sale de casa, nadie suelta los aparatos electrónicos y los niños no salen de sus ensimismamiento electrónico.

Y posíblemente suene irónico que yo venga aquí a hablaros de la magia que se produjo durante un apagón, cuando lo estoy escribiendo en un ordenador. Pero es que yo tampoco soy ya una niña.

Nos leemos.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...